Manejar-ebrio

Esto pasa si la policía te detiene manejando ebrio

No le demos muchas vueltas al asunto. Los efectos que el alcohol y otras sustancias pueden producir son varios, pero la disminución de la capacidad de reacción y el sentido de responsabilidad, y el deterioro de la visión, así como en los procesos psicomotrices en el caso de un conductor, pueden convertirse en el origen de un hecho letal.

Según datos del departamento de Tránsito de la Dirección General Adjunta de la Policía Nacional Civil, reportados a través del Observatorio Nacional de Seguridad de Tránsito, durante 2017 fueron detenidas 8,799 personas por conducir en estado de ebriedad. De enero a junio de 2018 han sido detenidas 4,806.

Además, evidencian que se han producido 4,779 hechos de tránsito en lo que va del año. El 38% (1,831) de ellos involucran una motocicleta, 18% (852) un automóvil y 3% (167) un vehículo de transporte colectivo. Estos hechos han dado como resultado 403 personas fallecidas y 2,287 heridos.

En nuestro país, las autoridades se basan en una tabla internacional para medir el estado de ebriedad de los conductores. Acorde a Dalia Santos, portavoz de la Policía Municipal de Tránsito (PMT) de Villa Nueva, si en una prueba el alcoholímetro evidencia que tenés alcohol en la sangre serás detenido.

En ese momento serás notificado en forma verbal y escrita sobre la causa por la que van a detenerte, la autoridad que lo ha decidido y finalmente, el lugar al que serás trasladado. También serás informado sobre tus derechos, entre ellos destacan que necesitarás un abogado y si no podés costearlo, pueden poner a tu disposición a uno de la defensa pública, el cual podrá estar presente en todas las diligencias policiales y judiciales en las que seas involucrado. Serás puesto a disposición de la autoridad judicial en un lapso máximo de 6 horas.

Además, el artículo 157 del Código Penal establece que podés ser sancionado con una multa de cincuenta a un mil quetzales y privación de la licencia de conducir de tres meses a tres años por manejar ebrio.

Si además causaste lesiones a otras personas o medios de transporte, también serás detenido y trasladado junto a tu vehículo y licencia a la oficina de policía más cercana, para que ésta traslade la información de lo ocurrido al órgano jurisdiccional correspondiente.

“En el mejor de los casos, a los hechos de tránsito se les puede aplicar alguna medida desjudiliciadora. Es decir, que se puede evitar acudir a un proceso penal común, en tanto exista el consentimiento de ambas partes, y siempre que la que resulte más agraviada se dé por resarcida civilmente (hospital y otros gastos comprobables). Esto debe ser acreditado por el MP o la defensa y posteriormente sometido a conocimiento de un juez para que apruebe la aplicación de dicho beneficio y te absuelva de cualquier cargo”, explica el abogado Claudio Quezada.

De lo contrario, cuando no concurre acuerdo entre los involucrados y existen personas heridas, la policía te detiene (te hiciste acreedor a antecedentes policiacos) y comienza a correr un plazo de 24 horas para que un juez lleve a cabo la audiencia de tu primera declaración. Además de vos y tu(s) abogado(s) defensor(es), en esta deben estar presentes el Ministerio Público y la parte agraviada o que presenta una acusación, con su abogado director, si así lo desea.

Durante de esa audiencia el juez puede tomar varias decisiones:

  1. Ligarte a proceso.
  2. Ordenarle al MP que abra una investigación (prueba toxicológica de tu sangre, cámaras, testimonios) y establecer un plazo para la misma que podría ser de hasta 6 meses, o 3 en caso de que el juez decida dejarte en prisión preventiva.
  3. Dictar una medida de coerción en tu contra como prohibirte salir del país, imponerte arresto domiciliario, la obligación de presentarse cada cierto tiempo a la Fiscalía a verificar tu presencia, entre otras.
  4. Desestimar el caso porque no cree que exista un delito.

Después del tiempo que establezca el juez hay una nueva audiencia, en donde el MP expone sus conclusiones. Todo puede terminar de tres formas diferentes:

  1. Sos acusado.
  2. El MP solicita la extensión de la investigación para continuar recabando pruebas.
  3. El juez concluye que no has cometido un delito.

Si el juez decide continuar con el caso habrá una nueva audiencia de recepción de pruebas y todos, incluyendo tu abogado, podrán proponerlas. La última etapa del proceso penal consiste en diligenciar todas las pruebas. Es decir, cada parte le presenta al Tribunal las pruebas que ofreció (documentos como un álbum fotográfico, planimetrías, informes, dictámenes) y además se recibe la declaración de los testigos, peritos y expertos. Finalmente, este Tribunal integrado por tres jueces delibera una sentencia.

Dependiendo el delito del que te quieran señalar, si la pena que el MP considera que podría corresponder no excede de 5 años de prisión, podés aplicar a algunos beneficios como por ejemplo un “criterio de oportunidad” o incluso podés optar por un “procedimiento abreviado”. “En esta modalidad se realizan las etapas del proceso penal de forma sumaria y se unifican las audiencias. Sin embargo, debe existir acuerdo del imputado y su defensor”, explica Quezada.

Las penas varían según el tipo de lesiones (capítulo V del Código Penal), y causarlas bajo efectos de alcohol puede ser sancionado con prisión de tres meses hasta dos años, además de una multa de trescientos a tres mil quetzales, según el artículo 150 del Código Penal.   

Fuente: Claudio Quezada, abogado; Observatorio Nacional de Seguridad de Tránsito; Dalia Santos, portavoz de la Policía Municipal de Tránsito (PMT) de Villa Nueva; Ley de tránsito; Código penal; Constitución de la República de Guatemala.

Astrid Morales

Soy una veinteañera que edita textos durante el día y busca historias invisibles por la noche. Amante del cine independiente, los vinilos, la fotografía. Me gustaría vivir en un mundo que se vea como una película de Wes Anderson y suene a Kraftwerk.