Desfile-de-la-diversidad-sexual-1

Estas son las razones por las que se hace el desfile LGTBI en Guatemala

Este 23 de junio se llevará a cabo la edición XVIII del Desfile de la Diversidad Sexual e identidad de género. Seguramente has visto videos o fotografías de la actividad en años anteriores ya sea locales o internacionales, pero esta fecha es mucho más que un día en el que las calles se llenan de banderas de colores.

Históricamente, Guatemala y el mundo han sido marcados por personas que se dedican a condenar e intentar censurar todo aquel tipo de amor que no sea como el suyo. El pasado 18 de junio se presentó el informe “La Criminalización de la población LGBTI en los registros policiales (1960-1990)”, un documento redactado a partir de datos del Archivo Histórico de la Policía Nacional (AHPN), lugar en el que se encontraron “álbumes fotográficos de delincuentes” (aproximadamente 38 libros con alrededor de 80,000 fotografías).

Nombre, fecha de detención y el supuesto delito o razón por la cual se le fichaba, así como una fotografía tomada en las instalaciones de la policía era la forma de registrar a las personas detenidas en esa época. Además, al pie de muchas fotografías se encontraron anotaciones como “subversiva”, “prostituta” u “homosexual”. Los documentos son una muestra de que la policía hizo operativos y redadas en las que detuvo y criminalizó al menos a 156 personas lesbianas, gays y trans por su apariencia física y su orientación sexual. La homosexualidad era considerada un delito, o un agravante.

Puede que todo esto te parezca alarmante y que pensés que algo así de extremo es cosa del pasado, pero la comunidad LGTBI sigue siendo un grupo vulnerable. Es por eso que el desfile gira en torno a dos objetivos principales: el primero es visibilizar la situación de las personas lesbianas, gays, transexuales, bisexuales, intersexuales -de ahí las siglas LGTBI- y otros grupos de la diversidad sexual. Juntos se pronuncian contra los crímenes de odio por orientación o identidad de género, y la negación de sus derechos por parte del Estado.

Según el artículo 2 de la Constitución Política de la República de Guatemala, es deber del Estado garantizarles a los habitantes la vida, la libertad, la justicia, la seguridad, la paz y el desarrollo integral. Sin embargo, a diario se cometen acciones discriminatorias -en su mayoría disfrazadas- y crímenes de odio en contra de la comunidad LGTBI.

Actualmente en el país resulta difícil cuantificar y dar seguimiento a los casos de intimidación verbal, violencia física y muerte a causa de prejuicios en contra de la identidad de género u orientación sexual de las víctimas. Los delitos de odio no están contemplados en el Código Penal, así que suelen ser confundidos con otro tipo de violencia. Por otro lado, el miedo a exponerse públicamente y someterse a más discriminación y que en nuestro país, que un caso llegue a una sentencia condenatoria es algo que puede tomar años, son dos de las razones que inclinan la balanza a favor de que las personas no presenten sus denuncias al Ministerio Público ni la Procuraduría de los Derechos Humanos.

Además, tampoco se reconocen las uniones civiles ni de hecho entre personas del mismo sexo. Olvidate del rollo romántico, porque en realidad nadie necesita un papel ni el reconocimiento de otras personas para validar el amor que siente por su pareja, pero por ejemplo, una persona de la comunidad LGTBI no puede colocar como beneficiario del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS) o en un seguro médico a su compañero sentimental y la pareja también se enfrentará a obstáculos en cuanto al derecho patrimonial sobre los bienes si uno de los dos fallece. De acuerdo con la Constitución, el Estado tiene la obligación de garantizar la protección social y económica de la familia, pero existen distintos tipos de familias y no a todas se les garantiza este derecho fundamental.

Reconocer los derechos y la identidad de las personas trans también es importante. Ellos y ellas se identifican con un género diferente al que se les asignó al nacer, por lo que no debería de obligárseles a usarlo legalmente. Además, este es uno de los grupos más vulnerables y estigmatizados por la sociedad, pues acorde a la Organización Mundial de la Salud, muchas veces se les relaciona con el contagio de enfermedades de transmisión sexual, convirtiéndose en doblemente discriminados.

En el Sexto Informe Nacional en Guatemala sobre la Situación de los Derechos Humanos de las Personas con VIH y poblaciones en más alto riesgo se evidencia que las personas trans tienen reducido o casi nulo acceso al ámbito laboral, factor que erradica las condiciones para un desarrollo integral.

Ellos y ellas no buscan derechos especiales, solo buscan manifestarse y exigir al Estado que los proteja como al resto de personas, que cree leyes que promuevan el reconocimiento de esta igualdad. Exigen lo que se merecen.

El segundo objetivo del desfile es celebrar la diversidad. Comprender que existe y reconocerla nos beneficia como sociedad porque nos hace avanzar.  

Son inclusivos con todo aquel que comprenda estas ideas, así que podés asistir al desfile aunque no pertenezcás a la comunidad. De hecho, acorde a OASIS, una de las plataformas que integra el comité organizador del evento, el 13% de asistentes son personas heterosexuales, amigos, familiares, compañeros de trabajo que acompañan a la comunidad.

La convocatoria es este sábado 23, a las 2 PM, en la Plaza de la República en zona 4.  Después, el desfile tomará la 7ª-avenida en dirección a la Municipalidad y posteriormente la 6a. avenida, hasta llegar a la Plaza de la Constitución, en donde se realizarán distintas actividades hasta las 8 PM.

 

Fuentes: Jorge López Sologaistoa, director ejecutivo de Oasis Guatemala; Luis Barrueto, presidente del movimiento Visibles, visiblesgt@gmail.com; informe “La Criminalización de la población LGBTI en los registros policiales (1960-1990); Constitución Política de la República de Guatemala; web de la Organización Mundial de la Salud en Guatemala; Sexto Informe Nacional en Guatemala sobre la Situación de los Derechos Humanos de las Personas con VIH y poblaciones en más alto riesgo.

Astrid Morales

Soy una veinteañera que edita textos durante el día y busca historias invisibles por la noche. Amante del cine independiente, los vinilos, la fotografía. Me gustaría vivir en un mundo que se vea como una película de Wes Anderson y suene a Kraftwerk.