PNC

¿Cómo saber si un puesto de registro de la PNC es ilegal?

Seamos sinceros. Ver un puesto de registro de la Policía Nacional Civil (PNC), -aunque no seamos delincuentes o portemos algo ilegal- siempre nos causa una mezcla de miedo y ansiedad.

Hay historias que pasan de boca en boca sobre policías que aprovechan un retén para colocar algo dentro de los carros y después acusar al conductor de un delito u otras situaciones en las que quien no forma parte de la ley, sale desfavorecido. Quizás no lo hayás comprobado, pero el miedo es latente y por eso, si lo lográs cambiarte de carril y pasar un retén, ponés la cara de alivio de Robert Downey Jr que circula como meme en Internet.

Además, otra cosa que le aporta a nuestra desconfianza y temor es no conocer muy bien las leyes, y lo que puede o no hacer la policía.

El vocero de la PNC, Pablo Castillo, asegura que un puesto de control legal debe estar integrado por al menos 10 o 15 agentes. Todos deben estar debidamente uniformados y el código o número de registro en el uniforme con su nombre tienen que ser visibles.

Según el protocolo, debe designarse a un agente para que seleccione y pare vehículos sospechosos. Dos agentes se colocan al final del puesto, quienes están a bordo de motos o autopatrullas, para perseguir a los automovilistas que evadan la señal de alto. El resto de los agentes revisa el vehículo y pide los documentos a los conductores.

Además, en cada puesto de control debe haber al menos una mujer policía y será la única que revisará a las conductoras, además de velar porque sus derechos sean respetados.

 

 

“Cuando hay casos de emergencia o persecuciones donde se quiere identificar un vehículo se lanza una alerta y cualquier autopatrulla y agente tiene la facultad de parar automóviles”, explica Castillo. Esto está legalizado en el artículo 25 de la Constitución Política de la República y en el artículo 12 del reglamento de la PNC.

Eso sí, es importante que sepás que, si los agentes solicitan revisar tu carro, únicamente pueden hacerlo frente a vos, para evitar malentendidos.  

Podés negarte a bajar del carro, pero no se te permitirá seguir tu camino y los policías llamarán a los fiscales del Ministerio Público (MP) para que, mediante una orden judicial, finalmente salgás del auto y pueda hacerse la verificación. Según Castillo, también se pide el apoyo de perros antidrogas y el proceso de inspección puede alargarse hasta seis horas.

Según la PNC, en caso de que se cometan abusos contra un conductor o sus acompañantes, se puede hacer una denuncia al número 3032-7356 para que la Inspectoría General se presente al lugar y verifique los hechos. Si un agente es denunciado por cometer algún tipo de abuso y hay pruebas que lo demuestran, paralelo al proceso que llevan en un juzgado se les abre expediente en el tribunal disciplinario de la PNC, en el que se decide la situación en la que quedará el sindicado, aunque en el tribunal se le considere inocente.

Fuente: Prensa Libre