Pinche Burrote

Quisimos ponernos a prueba con estos 5 platos muy picantes

Hemos de decirles que no somos muy fanáticos de la comida picante, pero recientemente tuvimos la oportunidad de leer un artículo publicado por la British Medical Journal, quienes realizaron un estudio que señala que consumir regularmente comida picante disminuye el riesgo de contraer cáncer y enfermedades respiratorias.

Conforme fuimos leyendo, nos enteramos que aquellas personas que consumen alimentos que contienen picante, por lo menos tres veces a la semana, tienen menos probabilidad de morir que los que no consumen nada.

En vista de eso y con el afán de probar nuevos sabores, nos aventuramos a buscar las comidas más picantes de la ciudad y esto fue lo que encontramos.

LOS CEBOLLINES

Al hablar de comida picante, rápidamente se nos vino a la mente la mexicana, así que fuimos al restaurante que está ubicado en la Plazuela España, zona 9.

Cuando ingresamos una anfitriona nos ubicó en un lugar muy agradable, ideal para compartir con la familia y amigos. Le comentamos nuestra inquietud de probar platillos picantes, para lo cual llamo al señor José Córdova, gerente de Calidad y Desarrollo del restaurante, quien nos presentó tres opciones que se escuchaban deliciosas.

Enchiladas Mexicanas

Este platillo consta de tres tortillas de maíz rellenas de pollo, bañadas en salsa de chiles a tu elección (verde, roja, mole, con crema y cebolla). Además, incluyen una combinación de tres quesos gratinados, acompañadas de frijol refrito. Don José nos contó que el origen de este platillo se remonta a la época Prehispánica en el valle de la Ciudad de México, cuya característica es la combinación de salsas. Nosotros las acompañamos de salsa verde de miltomate, que le dio un toque espectacular. Su preparación no tardó más de 15 minutos y nos costaron Q80. No nos picó tanto porque la salsa que elegimos era bastante suave, sin embargo, le dimos una probadita a otras y echábamos chispas.

Enchiladas Mexicanas

Taco Gobernador

La siguiente recomendación de Don José es originaria de Mazatlán, Sinaloa, y son tortillas de harina rellenas de camarones salteados, acompañadas de salsa chipotle (picante medio).

Este plato cuenta la leyenda que Doña Teresa, esposa de un conocido restaurantero de Mazatlán, preparaba los más ricos tacos de camarón salteados con salsa de chile chipotle de la región, agregándole queso fundido como toque particular. Fue tanta la fama de estos tacos, que llegó a oídos del gobernador y quiso probarlos. En uno de sus viajes debía pasar por Mazatlán y decidió probarlos; fue tal la fascinación que cada vez que salía de viaje planificaba pasar por el restaurante de Doña Teresa para degustar este platillo. La popularidad de los tacos se extendió de tal manera que fueron bautizados como “Tacos Gobernador”.

Como no estamos acostumbrados, empezamos a sentirnos un poco enchilados, pero la salsa chipotle, hecha a base de mayonesas y chiles, le daba una sazón perfecta. Los probamos por Q67 y no tardaron más de 10 minutos en llegar.

Taco Gobernador

Pollo en mole poblano

Esta receta es creación de las monjas de Santa Clara de Puebla. Además, es el platillo ícono del restaurante, a pesar de no ser muy común en el paladar guatemalteco, ya que al escuchar mole rápidamente asociamos la receta hecha a base de chocolate y plátano. El choque cultural que nos llevamos fue grande, porque lleva pollo y chiles muy picantes.

Mole Poblano

Nosotros seguimos la recomendación y lo probamos con arroz y tortillas, una combinación perfecta para el paladar. Pagamos Q92 y esperamos poco tiempo para devorarlo. Pero eso no es todo, si de verdad te gusta el picante, podés llevarte a casa las salsas ranchera, verde y tamarindo. Y si te las llevás de valiente, probá la salsa chile habanero, todas disponibles en cualquier restaurante a Q30.

Salsas

 

FRISCO GRILL

Casi parecíamos dragones echando fuego por la boca, pero eso no nos impidió seguir con la búsqueda. Nos enteramos que Frisco Grill había lanzado una hamburguesa con un ingrediente secreto que la hacía sorprendentemente deliciosa. Así que respiramos profundo y decidimos probarla.

Llegamos a uno de los pocos burger bar que hay en Guatemala, ubicado en Plaza Fontabella, y el primer concepto que dejamos de lado fue el de comida rápida. Un lugar ambientado de manera increíble, con ingredientes de alta calidad y sabores pensados para ti, según menciona Ricardo Barnoya, socio fundador.

Nuestra intención era probar la famosa Lucky Burguer, pero, ¿qué la hace tan especial? Lleva tocino, hongos, queso cheddar, guacamol, aderezo jalapeño y su ingrediente secreto, los nuevos Doritos Ruleta Rusa Jalapeño; ahí me di cuenta de su peculiaridad.

Su sabor es sensacional gracias al toque crunchy que le dan los Doritos, que junto a una torta de carne de res angus de 5.3 onzas crean una combinación perfecta. Para acompañar la hamburguesa, el menú incluía papas fritas y la posibilidad de girar la ruleta para ganar otra hamburguesa, Doritos o aguas gaseosas. Algo tan sencillo que nos hizo ganar una bolsa de Doritos, un alivio para ambos porque si perdíamos teníamos que comernos un chile jalapeño. Esta es una dinámica muy alegre si llevás a tus cuates o familiares.

El precio de la Lucky Burger es de Q69 y las ubicaciones de Frisco las podés encontrar acá.

Lucky Burguer

 

EL PINCHE

Para terminar con nuestra lengua, aún nos quedaba un lugar. Así que caímos a El Pinche de la zona 10. Desde que entramos el ambiente es espectacular, lleno de fiesta y con un aspecto muy mexicano. ¡Estábamos preparados para lo que venía!

Cristian Gómez, capacitador de meseros, nos platicó un poco acerca de la carta y nos invitó a probar una de las opciones más solicitadas y que ha tenido mucho éxito.

El Pinche Burrote

La verdad nos causó mucha risa el nombre, pero consiste en una tortilla de harina tamaño jumbo rellena de guacamol, frijoles puercos (frijoles colorados con chicharrón) y carne al gusto: pollo, cochinita pibil, al pastor, bistec, entraña o relleno de las famosas carnitas.

Elegimos al pastor, sin embargo, nos comentaron que podíamos pedirlo mojado o normal. Preguntamos cuál era la diferencia y es que el mojado está gratinado con queso norteño y bañado en salsa roja y verde con toques de crema agria y cilantro.

No quisimos averiguar qué tenía el normal, queríamos el mojado. Lo acompañamos de pico de gallo, limón y piña. Sin embargo, necesitábamos probar algo realmente picante, así que nos aventuramos a degustar cada una de las salsas para terminar nuestra búsqueda.

Pinche Burrote 2

Había de todo, desde unas no tan picantes como La Coqueta y La Santurrona, pasando por unas medianas como la Macho Menos y la Ingrata. Pero luego se puso intensa la situación, probamos la Matacharros y la Chingada Madre, que literal fue nuestra expresión cuando terminamos.

El pinche burrote tenía un muy buen sabor, pero lo terminamos comiendo con la Santurrona y La Ingrata porque ya no dábamos más. Pagamos Q59 y disfrutamos cada mordida junto a unas rosas de jamaica servidas en unos pocillos de peltre.

Salsas el Pinche

Realmente fue una experiencia que en algunos momentos nos sacó hasta las lágrimas, pero la disfrutamos de principio a fin. Y tú, ¿conocés algún otro platillo muy picante?

 

Los Gordibuenos

Él es amante de los atoles y ella es creyentes de los chuchitos. Nada les gusta más que sacarle filo al tenedor, empuñar una cuchara y probar nuevos sabores.