sb4

Probamos el nuevo menú de Saberico y esto es lo que más nos gustó

Para quienes ya conocemos Saberico, sabemos que es un lugar con un concepto slow food, que ofrece comida saludable y honesta. Para quienes no, seguramente el nombre promete mucho y déjennos decirles que sí lo cumple.

Su menú es muy variado y tiene opciones veganas, vegetarianas, gluten free y claro, también para los carnívoros. Pero lo que lo caracteriza es la fusión de comida guatemalteca e internacional, todo preparado con ingredientes orgánicos, locales y por personas que son expertas en las auténticas recetas de cada platillo.

Recientemente le dieron un twist a su menú. Este cambio no solo trae cosas nuevas, sino también remplazos de algunos ingredientes para que todas las personas puedan pedir algo que se acomode a sus hábitos y preferencias. Cambiaron la crema por yogur griego y eliminaron los aceites y frituras; ahora usan aceite de coco para cocinar. Además, los empanizados se hacen con harina de mazapán y agregaron más variedad de superfoods e incluyeron street food y comida típica guatemalteca que muchas veces cuesta encontrar, como tacos, tamales, paches, tostadas y enchiladas.

Lo primero que probamos fue una limonada de pepino, jengibre, hierbabuena y limón, y una bebida de naranja, remolacha y cardamomo (Q28 a Q33). Ambas estaban súper refrescantes y cada sabor resaltaba y combinaba a la perfección.

limonada, fresa, pepino

De entrada, pedimos un hummus de frijol colorado con pan pita (Q50), que lleva pimienta, comino, aceite de oliva, sésamo y tahini. Fue una sorpresa lo bien que sabía, pues quienes estamos acostumbrados al clásico hummus de garbanzos, no imaginamos otro sabor para este puré.

Hummus de frijol, hummus,

Lo siguiente que probamos fue la Súper Sopa (Q60), un plato que Juan Carlos Orellana, el creador y dueño del lugar, describe como comfort food. Lleva hierbas, kale, garbanzo y se acompaña con tamalitos de chipilín o tortillas. Se le llama así a este tipo de comida porque es precisamente eso, algo que comerías si vas a la casa de tus abuelos o en casa de alguien que cocina muy tradicional. Sabor muy casero, saludable y delicioso.

hierbas, kale, sopa, super

El plato fuerte fue la ensalada Thai (Q65), preparada con lechugas orgánicas, goji berries, semilla de marañón, semilla de comino, tomate, aguacate, piña deshidratada, huevo frito (podés sustituirlo por pollo) y aceite de ajonjolí con hierbas. Si lo tuyo son las ensaladas, definitivamente debés pedir esta, porque te dejará satisfecho el corazón y el estómago.

Por último, pero no menos importante, ¡el postre!: un café de La Antigua (Q15) y un sponge cake de macadamia con yogur y lemon curd (Q20 y Q35 con una bola de helado).

Lo que más nos gustó fue que no era extremadamente dulce ni pesado y el tamaño estaba justo para compartir y quitar el antojo de algo dulce después del almuerzo.

Si querés ir a probar lo nuevo, comer lo que ya conocés, disfrutar de los menús del día, entrarle a los sándwiches o chocolates, pizzas sin gluten o comprar productos artesanales podés visitarlos en 4 Grados Norte o en La Antigua.

pastel, postre, fresa, café

Los Gordibuenos

Él es amante de los atoles y ella es creyentes de los chuchitos. Nada les gusta más que sacarle filo al tenedor, empuñar una cuchara y probar nuevos sabores.