Restaurante Miettes

Miettes: brunch a cualquier hora

Para algunos -incluyéndome-, el desayuno es el mejor tiempo de comida del día, otros aman los almuerzos y claro, también existen quienes sienten debilidad por una buena cena -bueno, lo confieso, también formo parte de este último grupo-.

De igual forma existe el brunch, una comida que combina el desayuno con el almuerzo, y ese es precisamente el concepto de Miettes, un restaurante ubicado en 4 Grados Norte.

El lugar abrió sus puertas hace unos ocho meses, pero para serles sincera yo recién los visité la semana pasada, -y después de la primera mordida me arrepentí de eso-.

Los visité en grupo, con compañeros de trabajo, así que pude conocer varias opciones. El menú incluye ensaladas, platillos de brunch, tartines, panes, postres y bebidas frías y cafés.

Como los tartines son la especialidad del lugar pedí la Tartine Hasse, una rebanada de pan hecho en horno de leña cubierta con aguacate, nabos curtidos, aceite de cebollín, limón, cilantro y una generosa cantidad de queso de cabra. Al igual que el resto de platos, mi tartine venía acompañado de unas papitas al horno, ensalada de repollo morado con hongos y el fresco del día, que en este caso era limonada con chia. Todo por Q50.

Las porciones se ven algo pequeñas pero mientras vas comiendo te das cuenta de que tu vista te engañó. La comida de Miettes es sustanciosa, bien sazonada y elaborada con ingredientes frescos. Se siente en cada mordida.

El panote (Q45), un sándwich con huevo, arúgula, zanahorias curtidas, cilantro, cebollín y, lo que le da el toque distinto: salsa de aïoli, el pan de pollo rostizado (Q55), que tiene arúgula, tomates deshidratados, zanahorias curtidas y aïoli, y una ensalada César con pollo rostizado (Q50) fueron las elecciones de mis compañeros. Todos salimos de allí felices y satisfechos, tanto, que no pudimos probar los postres como el pie de queso de cabra, el tarte tatin (manzanas – panela) ni el tarte Bourdaloue (peras – crema de marañon).

Mi plan es volver y agotar todas las opciones de su plato estrella, los tartines, antes de aventurarme a explorar otras opciones del menú. Además, el hecho de que tengo pendiente probar los postres será la excusa perfecta para volver.

Por último, si te gusta el picante te recomiendo probar el chile de la casa, una salsa de chilitepe espectacular. Combina bien con las papas y con los panes, pero evitá agregársela a la ensalada, para que no compita con su sabor ácido.

Y a propósito, en Miettes también podés comprar distintos tipos de pan, por si después querés ponerte experimental en tu cocina, utilizando una base tan sólida y rica como la que preparan en el lugar.

El lugar abre sus puertas de martes a viernes de 8 am a 4 pm, sábado y domingo de 9 am a 4 pm. Si querés conocer más de ellos seguilos a través de sus redes sociales. 

Astrid Morales

Soy una veinteañera que edita textos durante el día y busca historias invisibles por la noche. Amante del cine independiente, los vinilos, la fotografía. Me gustaría vivir en un mundo que se vea como una película de Wes Anderson y suene a Kraftwerk.