IMG_5866

Bocanada, el bar con temática de vinilos en la Ciudad

Hace unos días mis cuates hablaban sobre un bar que abrió sus puertas recientemente en 4 Grados. Para experimentar en carne propia de qué se trata esta nueva propuesta me animé a caerles el viernes y no me costó dar con el lugar porque se encuentra cabal a la vuelta del IGA, sobre la ruta 1. Al entrar fui recibido por Ricardo Delgado, más conocido como “Satán” y él me contó que lo que hace diferente a este lugar es que se puede beber cerveza artesanal mientras se disfruta del incomparable sonido que emite el vinilo. La idea de darle vida a Bocanada surgió hace un año, después que Ricardo visitara un lugar con estas mismas características en un viaje que hizo a Colombia.

En una de las ferias de vinilos que se organizan en la Ciudad conoció a Beto (Roberto Gabriel), con quien comparte su afición por la música en este formato. Se hicieron socios y empezaron a darle vida a este ambicioso proyecto al que con el paso del tiempo se sumó Wally (Walfred Esquite), que también es un coleccionista de acetatos. “Bocanada” obtuvo su nombre del segundo disco de Gustavo Cerati, uno de los músicos favoritos de este trío de melómanos.

 

“Uno de nuestros proyectos a futuro es convertir a Bocanada en un Centro Cultural en donde las personas se sientan bienvenidas para exponer su arte o su amor por los vinilos. Además, pienso que el mercado de la cerveza artesanal en Guatemala tiene un futuro prometedor y en nuestro bar, los clientes encuentran una amplia variedad de cervezas que  sorprenderán su paladar y olfato”, me asegura Ricardo.

Cuando le pedí una chela a Beto me dijo que podía escoger entre nueve tipos de cerveza. Elegir me resultaba complicado, pero Satán es todo un maestro cervecero y me explicó cada una de las opciones: Xamán se vende en sus dos presentaciones: La Divina que es una cerveza clara y La Señora de Xibalbá, una cerveza oscura con una textura y sabor cremoso. También tienen Goose Island 312, una bebida de sabor afrutado que proviene de la ciudad de Chicago, Cerveza Güin, elaborada en Xelajú en sus presentaciones Ipa, cuyo ingrediente poco común es la avena, y la Stout que es una cerveza oscura cuya consistencia es densa y cremosa.

El menú continúa con cerveza Pantera, elaborada a base de agua, cebada, lúpulo y levadura; Strawberry tipo Ale, con sabor a fresa; cerveza Sapiens que combina lúpulos aromáticos y amargos, y la Ace Pera que es sidra con jugo de pera natural.

El objetivo de vender estas cervezas no es que el cliente salga ebrio del lugar, sino que disfrute de los sabores únicos que encuentra dentro de esta variedad de bebidas.

 

Al final me decidí por la Cerveza Güin en su presentación Ipa y mientras la tomaba, Beto me comentó que mientras que en otros bares la dinámica consiste en que el cliente pide escuchar ciertas canciones, en Bocanada tienen la costumbre de poner un vinilo de ambos lados, sin interrupciones. Los visitantes pueden llevar sus propios vinilos y tienen a su disposición las tornamesas que están en las tres habitaciones que componen el lugar.

“Aquí suena de todo. Nuestra intención es que en un futuro todo aquel que venga encuentre un espacio para disfrutar la cultura por medio de una buena lectura o que compre o intercambie un vinilo. Esperamos abrir una tienda de acetatos dentro del bar pronto”, dice Beto.

Por el momento no ofrecen comida en Bocanada y cada cerveza tiene un costo de Q25, excepto la cerveza Güin en su presentación de medio litro que tiene un precio de Q30.

Si estás listo para disfrutar de este ambiente único en Guate, podés visitarlos en el la ruta 1 3-35, Zona 4, de miércoles a sábado de 5 p.m. a 1 a.m. ¿Te interesa hacer un pedido de cerveza? Entonces comunicate al 4736-3277 o escribiles en su página de Facebook @BocanadaCA.

Gerber Consuegra

Mi inspiración proviene de escuchar DnB a todo volumen. Además, me gusta contar historias increíbles pero ciertas. ¿Cuál es la más insólita? Leeme para averiguarlo.