IMG_0870

Anoche viajé con Pink Floyd

Los seguidores de la banda británica disfrutaron ayer de un tributo sinfónico en el Teatro Nacional Miguel Asturias, en compañía de las invitadas y hermanas Lorelei y Durga McBroom, ambas reconocidas por haber integrado el coro original de Pink Floyd.

La gran sala estaba completamente llena, con fans de todas las edades, que esperábamos ansiosos la presentación. El concierto empezó un poco después de las ocho de la noche, pero la espera valió la pena. Los músicos comenzaron a salir para ponerse en acción; los acordes de la guitarra y las notas del teclado le daban la bienvenida a todo el público con la canción Shine On You Crazy Diamond.

 

 

El evento constó de tres partes, la primera dedicada a la banda, con varias canciones del álbum Wish You Were Here, perfectas para darle el ambiente de rock alternativo. Después de esta primera fase se dio un receso de diez minutos, sin embargo, muchas personas que asistieron se sintieron molestas porque no te dejaban salir del teatro y muchos querían ir a fumar. “Si salís ya no podés volver a entrar”, me dijo un policía.

Al estar encerrados, me junté con un grupo de chavos para platicar y por uno de los pasillos laterales encontramos otras puertas de salida donde no había nadie ni las estaban cuidando, así que salimos para tomar aire fresco y conversamos algo rápido antes que nos vieran algunos guardias.

Los minutos pasaron y la segunda parte daba su inicio con melodías del material The Division Bell. En este número se tocó el famoso solo de guitarra Marooned, una de mis tablaturas preferidas de este grupo inglés. ¡Volé!, lo juro. ¡Volé!

 

 

Para la tercera parte se reconoció a cada integrante del grupo entre olas de aplausos cada vez que los iban nombrando, no cabe duda se los merecían. Estaban dejando el alma en el escenario. Acá se tocaron algunas rolas de los álbumes The Dark Side Of The Moon y The Wall, como “Hey You”, “GoodBye Blue Sky”, “Another Brick In The Wall” y cerrando con broche de oro, “Comfortably Numb”.

Si vos asististe al evento, seguramente debés haberte sentido como yo y tener esa sensación de felicidad y emoción, pero también estate pendiente porque a lo mejor aparecés en el video que se grabó especialmente en la Gran Sala Efraín Recinos para enviárselo a uno de los integrantes originales de la banda.

Antonio Pineda

Me dicen Tony y soy la persona más distraída que ha pisado la tierra. Mi debilidad son los instrumentos, Pink Floyd, la fotografía y el cine de terror.