Santa Muerte

Santa Muerte: razones por las que le rinden culto

La Santa Muerte es una de esas tradiciones que para algunas personas es difícil de entender. Su relación con las calaveras, la catrina y, claro, esa “adoración” a la muerte sonará extraña, pero es una de las costumbres culturales usuales en Latinoamérica, principalmente en México, pero también en Guatemala, Argentina y varios países más.

Entre algunas de esas peculiaridades está su nombre; además de Santa Muerte, se le conoce como “la flaquita”, “la niña blanca”, “la chiquita”, “la reina de reinas”, “la señora” y “la poderosa”, entre otras denominaciones, representada por la clásica calavera a quien se le conoce con el poder de otorgar favores a quien la busque.

Por si tenés algunas dudas en qué consiste esa tradición, aquí te explicamos algunos detalles:

El origen de la Santa Muerte

La adoración a la Santa Muerte surgió en México en la era prehispánica, con fundamento en las creencias religiosas de las culturas mayas y aztecas.

Históricamente, también tiene una influencia de la religion católica, que llegó a Latinoamérica tras la llegada de los españoles. De ahí el nombre de Santa, un título de procedencia católica, aunque la iglesia ha rechazado esta idea y también la adoración de la Santa Muerte, pues considera está en contra de las virtudes cristianas.

La adoración a la Santa Muerte se popularizó en las comunidades mexicanas que vivían en situación de pobreza

Los dioses de la muerte

En la cultura azteca, Mictlantecuhtli y Mictecacihuatl son conocidos, respectivamente, como el dios y diosa de la muerte y la oscuridad. También son los dioses que resguardan el Mictlán, la región de los muertos o el inframundo.

Era una tradición dar ofrendas a esos dioses en el altar de la muerte para conseguir poder u otro tipo de beneficios.

Escuchan ruidos, ven fantasmas

Esa idea de la veneración a los símbolos de la muerte continuó tras la llegada de los españoles. Algunos indígenas mexicanos comenzaron a adorar un esqueleto, símbolo de la muerte. Por la influencia y la aparición de ritos católicos en el país, también se comenzaron a implementar elementos como velas y oraciones para pedir por la intervención de una figura que les cumpliría sus peticiones.

El caricaturista mexicano José Guadalupe Posada concibió el personaje La Calavera Garbancera, en la que se ve un esqueleto sonriente y con un sombrero decorado con flores. Sirvió para satirizar sobre cómo todas las personas, sin importar su condición económica, género o raza, es igual ante la muerte.

Esa calavera fue llamada catrina después de que apareciera en un mural de Diego Rivera, elegante, como un catrin pero en mujer, pues lucía un vestido. Desde ahí surgió otra de esas representaciones que se ve en México en las vísperas del Día de los Muertos.

Adoración a la Santa Muerte

Pese a que en México algunos rectores rechazan esta práctica y la iglesia católica, en diferentes comunidades se continúa con su adoración que incluso trascendió al resto de Latinoamérica.

La adoración ocurre principalmente en barrios como Tepito y la colonia Morelos, caracterizados por ser algunos de los más violentos en la actualidad. Allí, varias personas hacen ritos semireligiosos para que se cumplan sus peticiones.

Para liberar a alguien de la cárcel

Según Luis Contreras, de 40 años de edad, la “parca” le ayudó a salir de prisión. Yo estuve en el reclusorio 11 años. Yo iba (a estar preso) por homicidio, secuestro y corrupción de menores. Le pedí muchísimo a mi Santa Muerte y salí compurgado (liberado)”, dijo a Univisión.

La santa muerte en Guatemala

En Guatemala, la Santa Muerte también es adorada en diferentes representaciones y manifestaciones. Algunos grupos ligados al crimen también acostumbran a encomendarse a la Santa Muerte.

José Ochoa

Un té con leche antes de todo. Veo básquetbol, juego Skyrim, tomo fotos y observo. Eventualmente lo escribo y lo publico.