Anticonceptivos

¿Qué tan efectivos son los métodos anticonceptivos femeninos?

Anteriormente desmentimos algunos mitos relacionados a situaciones en las que a tal vez pensabas que no podías quedar embarazada, y es que tal vez creés que prácticas como el coito interrumpido son totalmente infalibles para evitar la fecundación de un óvulo, pero estás en un error.

Si vos querés disfrutar de tu vida sexual y hacerlo de forma responsable, ya sea controlando la cantidad de hijos que tenés con tu pareja o evitando un embarazo no deseado, es importante que busqués un método anticonceptivo.

Para decidirte por uno necesitás asesorarte y consultarlo con un profesional porque la eficacia del método no es lo único a considerar. La ginecóloga y obstetra Renate Hernández explica que algunas de las cosas a tomarse en cuenta son el peso y la edad de la paciente, el tiempo que desea estar protegida de un embarazo, salud y antecedentes médicos, entre otros.

Por tu lado también debés tomar en cuenta la complejidad de su uso, si preferís tomar una pastilla -y si tendrás la disciplina para hacerlo todos los días y a la hora exacta-, un anticonceptivo inyectado o uno intrauterino.

El ginecólogo Juan Luis Vásquez explica que existen métodos temporales y uno permanente. Si sos joven es probable que tengás la idea que no querés tener hijos, pero si no estás completamente segura y considerás que es probable que más adelante cambiés de opinión, lo mejor es que escojás entre la lista de métodos temporales y cuando te sintás convencida de tu decisión, elijás el método permanente.

Aquí te dejamos una guía básica en la que explicamos de qué se trata cada uno de los anticonceptivos más comunes y su porcentaje de eficacia para que podás identificar cuál considerás que es el mejor para vos según tus necesidades y los términos que te hagan sentir más cómoda, así después podrás escoger uno con la ayuda de un experto.

 

Métodos temporales

De barrera

El diafragma por ejemplo es un aro de goma que se inserta en el cuello de útero para evitar el paso de los espermatozoides. Se coloca antes de tener relaciones y debe retirarse al menos 6 horas después. Su eficacia es del 88%.

El condón femenino, al igual que el masculino, consiste básicamente en una funda de látex. Este se coloca en la vagina antes del sexo y se quita inmediatamente después del mismo. Su efectividad es del 95% y además, también te protege de las enfermedades de trasmisión sexual.

 

Hormonales y químicos

Pastilla anticonceptiva: sus hormonas detienen la ovulación y sin ella no hay óvulo esperando a que el esperma lo fertilice, de modo que no puede producirse un embarazo. Es efectiva en un 91%.

Los espermicidas se posicionan en la vagina previo a la relación sexual y evitan un embarazo de dos maneras: bloqueando la entrada del cuello uterino y afectando la movilidad de los espermatozoides para que no lleguen al óvulo. Este método reduce las probabilidades de un embarazo en un 71%.

Otra opción es el parche. Debés colocarte uno nuevo cada semana para que libere hormonas que te protejan y lo podés usar sobre la piel de los brazos, espalda, glúteos y vientre. Se utiliza tres semanas seguidas y se suspende su uso durante una semana antes de repetir el ciclo. Se estima que su eficacia es del 91%.

El anillo vaginal (NuvaRing) es un aro flexible que también libera hormonas, se coloca una vez al mes durante 21 días, y se descansa siete. Al igual que el parche, se considera que su efectividad es del 91%.

Y por otro lado están los implantes transdérmicos conocidos como pellets que consisten en unas barras pequeñas de polímero que se insertan debajo de la piel de la parte baja del brazo. Hay de distintos tipos, su duración puede ser entre tres y siete años y es altamente recomendado por su eficiencia (99.9%).

 

Naturales

Interrupción del coito: consiste en retirar el pene de la vagina antes de la eyaculación. Esta técnica es de alto riesgo porque existe un líquido conocido como fluido preeyaculatorio, que el hombre suele expulsar en pequeñas cantidades cuando está excitado. En algunas situaciones como por ejemplo, cuando no existe una abstinencia eyaculatoria de por lo menos dos días, es posible que este líquido contenga espermas y se produzca un embarazo.

El método del ritmo utiliza el ciclo menstrual para predecir su momento de mayor fertilidad en el mes y cuando se identifica el momento, la pareja evita tener relaciones sexuales o utiliza algún método de barrera.

Por otro lado, el método de la temperatura basal es aquel en el que se realiza una medición de la temperatura del cuerpo todos los días y preferiblemente a la misma hora a lo largo del ciclo menstrual para poder identificar cuáles son los días fértiles. Debido a que la temperatura corporal puede tener variaciones por muchas causas, puede generarse confusión para identificar la fecha precisa de la ovulación, haciendo de este método, una opción poco eficiente.

 

Método permanente

Quirúrgico

Además de la vasectomía que se practica en los hombres, otro método quirúrgico anticonceptivo es la ligadura de trompas de falopio para impedir que el óvulo se instale en el útero. Según el ginecólogo Juan Luis Vásquez, este es el único método anticonceptivo definitivo en la mujer.

 

Fuente: Dra. Renate Hernández, ginecóloga y obstetra, renatehm@yahoo.com, teléfono 5515-3510; Juan Luis Vásquez, ginecólogo y obstetra, juancomparini@hotmail.com; Todo sobre los métodos anticonceptivos, Planned Parenthood, plannedparenthood.org

Astrid Morales

Soy una veinteañera que edita textos durante el día y busca historias invisibles por la noche. Amante del cine independiente, los vinilos, la fotografía. Me gustaría vivir en un mundo que se vea como una película de Wes Anderson y suene a Kraftwerk.