Tiny Tim

La historia oscura detrás del famoso cantante de un freak show

Herbert Khaury, mejor conocido como Tiny Tim nació en  New York en abril de 1932. El pico de su carrera como cantante se dio en los años 60 gracias a su increíble voz y sus excéntricos atuendos, así como su extraña y morbosa forma de comportarse frente al público.

Tal vez lo hayás escuchado cantar en el capítulo de Bob Esponja “Mr. Krabs, come see your new employee” con la canción “Living in the Sunlight” o en el primer capítulo de las películas de terror Insidious con el tema “Tip-Toe Thru’ The Tulips”. Sí es así sabés que escuchar estos temas es una de las experiencias más perturbadoras (y geniales a la vez) que puede tener un aficionado a la música.

De joven, Khaury aprendió a tocar la guitarra y el ukelele, instrumento que después se convirtió en un amigo inseparable. Su gusto por la música lo hizo aprender de memoria más de mil canciones americanas y después de eso hizo sus primeras audiciones bajo el seudónimo de Larry Love en un cabaret de lesbianas en su ciudad natal. Fue allí donde conoció el oscuro mundo del vaudeville (género de teatro cuyo objetivo principal es entretener y provocar el asombro en el espectador, con espectáculos de magia, acrobacia o mostrando fenómenos de la naturaleza. Actualmente se le conoce como freakshow).

Conforme comenzó a incorporar actuaciones llamativas y bizarras a su repertorio, Tiny se convirtió en una figura de culto y a raíz de esto adopto el que sería su nombre artístico definitivo: Tiny Tim (“El Pequeño Tim”), basado en el personaje de la novela de Charles Dickens, A Christmas Carol.

Tiny era una persona muy excéntrica pero a la vez muy ordenada y estaba obsesionado con la limpieza. En una entrevista realizada en el programa  Johnny Carson Show habló de que su alimentación consistía exclusivamente de germen de trigo, manzanas, calabaza y miel.

Una noche estando en su casa experimentó una extraña visión en donde el mismo Jesucristo se le apareció para decirle que tenía que dedicar su vida a cantar en falsete vibrato (voz muy aguda que se produce forzando y haciendo vibrar las cuerdas superiores de la laringe) y después de eso dedicó su vida al cristianismo. En una ocasión Tiny le preguntó a Jesucristo si debía cortarse el cabello y la respuesta fue “no”. “Mi éxito es un milagro, el milagro más grande que jamás ha sucedido en el mundo del espectáculo”, afirmó Tim en el programa de entrevistas Vicki! en 1992.

La extravagancia de Tiny hizo que se dejara crecer el cabello y utilizara un maquillaje de color blanco en su rostro, situación que provocó que las personas y sus amigos se apartaran de él y que los medios se burlaran de él, etiquetándolo como un marginal solitario. “Me aseo y me cuido la piel varias veces al día. Para mí, es una forma de estar en contacto con la pureza propia de una mujer. Por eso me empolvo la cara de blanco, como símbolo de pureza y juventud, del romanticismo con el que vivo las 24 horas del día”.

En 1968 grabó su primer disco titulado God Bless Tiny Tim, uno de las producciones más curiosas y famosas de los años 60. “Tip-Toe Thru’ The Tulips” es uno de los sencillos más exitosos de este material.

Una de las razones de la popularidad de Tiny era el morbo que producía verlo en vivo por sus extraños movimientos psicóticos homosexuales. Las personas creían que sufría de doble personalidad por sus movimientos incómodos y femeninos, creando la teoría de que Tiny era una niña atrapada en cuerpo de adulto.

Uno de sus discos más extraños fue For All My Little Friends el cual estaba dedicado a los niños. Por medio de las letras de sus canciones, Tiny hacía un repaso de todos los animales del zoo, les enseñaba la diferencia entre el agua caliente y fría y les recomendaba recordar siempre su nombre y dirección. A simple vista todo parecía normal, pero la gente empezó a darse cuenta que la interpretación del artista estaba cargada de elementos en doble sentido.

En 1987 protagonizó una película de terror llamada “Blood Harvest”, catalogada por muchos como una inquietante pero excelente actuación ya que no necesitó de muchos efectos especiales para lograr aterrorizar al espectador.

Luego de esto Tiny estuvo perdido y no fue hasta 1996 en donde grabó el disco titulado “Girl” el cual fue muy criticado por la mediocridad de sus temas como She Left Me With The Herpes (Ella me dejó con el herpes) o Santa Claus Has Got The Aid’s This Year (Santa Claus tiene Sida este año).

El ocaso de Tiny fue muy duro ya que terminó su vida dando actuaciones privadas y grabando decenas de canciones a curiosos que apenas le daban para comer. Finalmente, en 1996, el artista sufrió un infarto en una presentación en vivo que lo llevó a la muerte mientras cantaba su único éxito “Tip-Toe Thru’ The Tulips”.

Sin duda alguna Tiny fue un artista incomprendido para la época en que vivió, por lo que a pesar de su talento y peculiar voz al final, su carrera terminó después de una caída en pico.

 

Gerber Consuegra

Mi inspiración proviene de escuchar DnB a todo volumen. Además, me gusta contar historias increíbles pero ciertas. ¿Cuál es la más insólita? Leeme para averiguarlo.