navegar-deep-web

Esto sucede cuando ingresás a la Deep Web

Internet es un mundo ilimitado de videos, fotografías, tutoriales y hasta cosas como los Shock Sites que son páginas con contenido muy desagradable y no apto para sensibles. Para acceder a la red prácticamente solo necesitás conectarte a cualquier buscador encabezado normalmente por Google (seguido de Bing y Yahoo según Google Analytics) y aunque de clic en clic podés terminar llegando a un contenido bien grueso, NUNCA vas a encontrar algo del nivel que podrías ver en la Deep Web.

Cuando ingresás a esta red te adentrás literalmente, al fondo del Internet, a una serie de páginas a las que nunca podrás acceder mediante los buscadores tradicionales porque están protegidas con contraseña y creadas de tal manera que no pueden ser indexables (contenido que es añadido por los buscadores convencionales para que aparezca en sus índices de consulta) a ellos. Por lo tanto, son imposibles de rastrear.

¿Qué hay en la Deep Web?

¡De todo! Y cuando te digo de todo, no te estoy dando casaca… podés ver desde sitios privados o personales, contenido almacenado por gobiernos de distintos países u organizaciones como la NASA; datos financieros, directorios de correos y números de teléfonos de miles de personas, diccionarios, sitios de noticias anónimos, álbumes de fotografías y videos de todo tipo y un montón de cosas más.

Puede que hasta acá todo te parezca normal, pero en la Deep Web podés toparte con cosas más turbias, ilegales y prohibidas. Esta parte de la web es conocida como Dark Net o Dark Web. Creeme, no la llaman de esta forma solo porque sí.

Sitios donde se comercian drogas, armas y servicios de sicariato; cualquier tipo de pornografía e intercambio de pedofilia, videos y fotografías de asesinatos, foros para buscar personas que puedan ser secuestradas o violadas, venta de documentos clasificados sobre sistemas de seguridad, servicio de hacking, phisher, spammers (servicios para destruir servidores, hackear cuentas y crear virus en comunidad); piratería de libros, películas, música y software, ovnis y cualquier clase de contenido explícito, está alojado allí.

¿Cómo podés acceder?

Cuando usamos un navegador como Firefox o Chrome para visitar la Web, la información viaja del ordenador al router, luego al proveedor de Internet y finalmente a los servidores de la Web. En este camino ya se sabe quién sos y desde dónde estás conectado por medio de tu dirección IP, la cual es única y funciona como tus huellas dactilares.

En la Deep Web en cambio, solo podés ingresar de manera anónima una vez descargués el navegador Tor, cuya red te permitirá navegar tanto por la Web superficial como dentro de la Deep Web de forma segura. A través de este sistema se envía tu información encapsulada en muchas capas encriptadas por medio de varios servidores propios, de forma aleatoria. Luego deberás instalar varios paquetes y seguir los pasos que se te indican para asegurar su buen funcionamiento.

Te advierto que como en cualquier otro sistema, este tampoco es infalible, pero sí hace más difícil encontrarte ya que al utilizarla, nadie sabe de dónde viene o a dónde va la información que enviás.

Antes de ingresar tomá esto en cuenta

• El navegador Tor creará una máquina virtual dentro de tu computadora. Accedé siempre desde allí para que tu sistema operativo no corra peligro de ser dañado.

• No descargués ningún archivo a menos que no estés seguro de saber de qué se trata. El simple hecho de descargar un archivo puede darle información a terceros de tu identidad. La red Tor te hará una notificación cada vez que des un paso que atente contra tu seguridad.

• Con Tor solo tenés garantizado el anonimato. Las descargas, los chats y las visualizaciones de cierto tipo de contenido no son seguras, por eso es importante que configurés bien tu sistema.

• Creá una cuenta solo para este fin. Nunca utilicés tu correo personal de Gmail o Hotmail ya que con estos tu identidad se verá comprometida.

• Los archivos Word o PDF pueden contener scripts o comandos que pueden indicar a los buscadores web componentes de dónde fueron descargados que revelen tu identidad. Abrilos desde la máquina virtual y desconectado de Internet.

• Si sos una persona sensible, evitá entrar ya que el contenido que vas a encontrar puede ser muy desagradable.

Ahora que ya lo sabés, navegá con mucho cuidado y observá cada detalle que se presente ya que cualquier ícono en el que hagás clic puede descubrir tu identidad o darle acceso a los hackers para que tomen el control de tu máquina.  El contenido de la Deep Web no es para cualquier persona, así que tomalo en cuenta si de verdad querés entrar.

Fuentes: William Mollinedo, técnico en informática, wmollinedo@laboratoriosbonin.com; El lado invisible de la red, www.neoteo.com; www.torproject.org

Gerber Consuegra

Mi inspiración proviene de escuchar DnB a todo volumen. Además, me gusta contar historias increíbles pero ciertas. ¿Cuál es la más insólita? Leeme para averiguarlo.