Modificación corporal

Estas son las diferentes modificaciones íntimas que existen

Las modificaciones íntimas cada vez se vuelven una práctica más frecuente por aquellos que buscan un placer diferente a lo que se está acostumbrado, o simplemente para adornar diferentes partes del cuerpo.

Se cree que la modificación masculina inició en el siglo XIX con el príncipe Alberto de Sajonia-Coburgo-Gotha, esposo de la reina Victoria, de Inglaterra, cuando este se perforó y puso un aro en el extremo del pene para mantener su miembro unido al muslo con un gancho que iba cosido en sus pantalones. ¿Cuál era la razón? No provocar pánico entre las mujeres por la utilización de una prenda ajustada en la parte inferior y evitar que se resaltara el miembro.

Por otro lado, la modificación femenina comenzó por los romanos que perforaban la vagina a sus esclavas, uniendo los labios entre sí para que no tuvieran relaciones sexuales.

Conforme ha pasado el tiempo, estas modificaciones cambiaron su sentido hasta llegar a lo que conocemos en la actualidad.

Aunque realizarlos puede ser algo delicado ya que si no se hacen correctamente se pueden provocar lesiones en las áreas íntimas e incluso producir la pérdida de la sensibilidad, una de las razones por las que esta práctica se hace hoy en día es por estética.

Cada persona posee un umbral del dolor diferente y es por eso que para algunos, realizarse este tipo de procedimiento puede ser menos doloroso que para otros. Por lo general se utilizan agujas esterilizadas y expansores para insertar las diferentes argollas.

Pero, ¿qué tipo de modificaciones existen?

Según José Bonilla, tatuador y perforador profesional, por lo general son las mujeres las que más ejecutan este tipo de procedimientos y lo utilizan para darse placer al momento del coito. En el caso de los hombres, se realizan las perforaciones para producir placer en sus parejas y usualmente son personas entre 18 y 45 años de edad.

Por otro lado, según el sexólogo Margarito Castro, las modificaciones corporales no sirven mucho para provocar placer aunque pueden llegar a estimular el hedonismo o placer sensorial de las personas durante el coito.

Entre las modificaciones más comunes que se realizan están:

Para los hombres:

Didoe: se inserta una barra que atraviesa la base del glande.

Príncipe Alberto: en esta modificación se coloca un aro o una barra curvada en el extremo del pene.

Frenillo: lo más habitual es colocar una barra en la parte inferior de la cabeza del miembro.

Guiche: se coloca uno o más aros sobre la parte situada entre el escroto y el ano.

Hafada: es un piercing que se posiciona en la piel de los testículos.

Apadravya: se trata de una barra que atraviesa verticalmente el glande.

Perlas peneanas: se insertan bolas de silicón en el pene para dar mayor placer a las mujeres.

Para las mujeres:

Capuchón del clítoris: esta perforación atraviesa el capuchón del clítoris con un aro y puede producir placer en la persona gracias al contacto que existe sobre el órgano.

Clítoris: se atraviesa el clítoris con un aro. Este tipo de perforación puede disminuir las sensaciones con el tiempo.

Labios: se colocan uno o varios aros en los labios mayores o menores.

Horquilla: consiste en perforar el lugar donde los labios menores su unen bajo la vulva.

¿Querés una?

Tené en cuenta esto:

  • Buscá que el lugar donde te lo hagás tenga un alto nivel de higiene, para evitar cualquier tipo de enfermedad.
  • Conocé el trabajo del perforador, así podrás ver todos los que ha realizado con anterioridad y cuánto tiempo lleva en el negocio.
  • Asegurate que la persona que te haga el procedimiento sea profesional. Para este tipo de trabajo, los perforadores deben haber recibido cursos en el extranjero como en España, Estados Unidos o en la Expotattoo que se celebra cada año en Guatemala en donde participan artistas internacionales y realizan cursos que sirven para conocer cómo introducir los piercings y de qué manera, con el fin de evitar complicaciones en las personas.

Cuidados después del procedimiento:

  • No te toqués con las manos sucias. La higiene evitará que la herida se infecte.
  • Utilizá cicatrizante para que la herida se cure adecuadamente.
  • Evitá tirones o movimientos bruscos con el área para evitar desgarres u otros daños a los órganos.

¿Dónde te podés hacer estas modificaciones?

-Gallery Tattoo

Ubicación: Ave. Reforma 9a. calle 8-95 Edificio Avenida. Local 5 P.B

Teléfono: 2361-1498

Horarios: lunes a sábado de 10 a.m. a 9 p.m.

Domingo de 10 a.m. a 6 p.m.

Para más información, visitá su página de Facebook.

 

-Soul Anchor Tattoo

Ubicación: 2a. avenida 8-26 zona 10. Plaza La Esquina de Ciudad Vieja, Local 6

Teléfono: 2360-1900

Horarios: lunes y martes de 10 a.m. a 7 p.m.

Miércoles de 10 a.m. a 2 p.m.

Si querés más detalles, ingresá a su Fanpage.

 

-Masdeu Tattoo

Ubicación: 20 calle 2-28 zona 10

Teléfono: 2333-5301

Horario: lunes a viernes de 10 a.m. a 6 p.m.

Sábado de 9 a.m. a 4 p.m.

Para más información sobre este tipo de perforación, ingresá a este enlace.

 

Fuentes: Artículo “Todo lo que deberías de saber antes de ponerte un piercing“, codigonuevo.com;  Dr. Margarito Castro, sexólogo, castrogine@yahoo.es; José Bonilla, tatuador y perforador profesional, Gallery Tattoo, doptattoos@hotmail.com

Erick Martinez

Soy amante de los videojuegos y la tecnología. Diseñador y Dj por 10 años hasta que descubrí el mundo de la fotografía. Una Nikon es la óptica que me permite transmitir mi visión del mundo.