enfermedades venereas

Enfermedades venéreas que se contagian sin tener relaciones sexuales

Para tener una vida sexualmente activa y evitar el contagio de ETS (Enfermedades de Transmisión Sexual) se recomienda utilizar algún método anticonceptivo como el condón pues según datos estadísticos del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS), solo de VIH se reportaron más de 28 mil casos en el país, del 2003 al 2016.

La creencia popular respecto a este tipo de enfermedades es que solo se pueden contraer durante un acto sexual, sin embargo, algunas pueden transferirse de una persona a otra sin tener un contacto íntimo, por ejemplo a través del intercambio de saliva, del contacto de una herida sangrante en la piel con ciertos fluidos corporales, como la leche materna, semen o fluido vaginal; o con el simple roce de la piel.

Según el ginecólogo Ronaldo Retana, para que una ETS se transmita sin que haya contacto sexual, debe haber una situación biológica específica que permita que el germen tenga un hábitat propicio para su propagación. Estas son algunas de las enfermedades más comunes de este tipo.

Sífilis

Esta enfermedad por lo general causa llagas indoloras en los genitales y el ano, e inflamación de los ganglios linfáticos en la zona. Se transmite por medio del contacto vertical, es decir, que si una mujer embarazada tiene la bacteria puede infectar a su hijo. 

Existen tres tipos de sífilis (primaria, secundaria y terciaria). La primaria tiene un período de incubación de 14 a 21 días, la secundaria de 4 a 8 semanas y la terciaria se desarrolla cuando las personas no reciben ningún tipo de tratamiento y sus síntomas dependen de los órganos que hayan sido afectados. El problema más grande de esta enfermedad es que al ser indoloras, quienes la padecen no buscan ayuda y la situación puede empeorar con el paso del tiempo.

Por lo general esta afección se controla por medio de penicilina y antibiótico por un período de 7 a 14 días según su avance y el tipo de sífilis que sea.

VPH (Virus del Papiloma Humano)

Existen más de cien tipos de  este virus, convirtiéndola en la infección sexualmente transmitida más común que afecta a hombres y mujeres. Alrededor de cuarenta tipos pueden afectar las áreas genitales y una docena de tipos puede generar cambios en las células que si no se tratan, pueden volverse malignas y provocar cáncer en la vulvavaginapene, ano, boca y garganta.

Esta enfermedad provoca verrugas en varias partes del cuerpo, aunque en algunos casos los pacientes no muestran síntomas. Para detectar esta afección se realiza un examen de papanicolau junto a exámenes de VPH específicos y en la actualidad, para las mujeres ya existe en Guatemala una vacuna preventiva.

A pesar que el Virus del Papiloma Humano generalmente se propaga en la intimación, también se puede contraer por el contacto directo con determinada área y algunas de las formas más comunes son utilizar una toalla o un pintalabios usados por alguien infectado.

Herpes 

Existen dos tipos de herpes: bucal y genital (1 y 2). Según la ginecóloga Renate Hernández, este virus generalmente se transmite vía oral-vaginal u oral-pene, pero también puede haber contaminación a través del beso, si la persona que padece herpes bucal con ampollas activas besa a otra persona. Si esta enfermedad no es tratada adecuadamente, las ampollas pueden desarrollar úlceras en las áreas afectadas.

Otros síntomas que produce el herpes bucal son fiebre, ganglios linfáticos inflamados y adoloridos, dolor de garganta, irritabilidad y babeo. Este tipo de herpes no tiene cura, pero las ampollas desaparecen por sí solas y existen medicamentos que ayudan a acelerar el tiempo de su cicatrización.

VIH 

Este virus ataca al sistema inmunitario de la persona infectada, causando que su cuerpo no pueda hacer frente a los microorganismos infecciosos como bacterias, virus y hongos. Esta enfermedad se transfiere por medio de relaciones sexuales, pero también al compartir agujas infectadas, como por ejemplo, al realizarte un piercing o un tatuaje, por transferencia de la madre al hijo e incluso en los hospitales por alguna mala práctica.

Entre los síntomas más comunes están fiebre y dolor muscular, dolor de cabeza y garganta, sudoración nocturna, úlceras bucales incluso infección por hongos (candidiasis); ganglios linfáticos inflamados y diarrea. Para detectarlo se realizan exámenes de sangre o exámenes de fluidos bucales y se trata con medicamentos retrovirales que evitan que el virus se reproduzca.

Hepatitis B

Este virus afecta al hígado y puede producir una infección de por vida, cirrosis hepática, cáncer de hígado e insuficiencia renal. Por lo general se traspasa por medio de la sangre, pero también puede ocurrir a través de saliva, semen y otros fluidos corporales de la persona infectada. La hepatitis B es de las enfermedades que son altamente infecciosas, incluso más que el VIH.

Este tipo de hepatitis puede no mostrar síntomas en algunos casos y en otros se puede presentar falta de apetito, fatiga, fiebre, dolores musculares y articulares, náuseas y vómitos, piel amarilla y orina turbia. Para detectarlo es necesario realizarse un examen de sangre y pruebas de la función hepática.

Su tratamiento varía según el estado de la enfermedad, pero por lo general se debe reposar en cama, tomar líquidos y comer alimentos saludables. En algunos casos, la hepatitis crónica puede tratarse con antivirales.

Molusco contagioso

A pesar de no ser una ETS, esta infección viral puede afectar el área genital de hombres y mujeres y se puede propagar por el contacto de piel a piel. Además, ya que se puede adquirir mediante el uso de objetos contaminados como toallas y ropa, incluso existen casos en los cuales se ha transmitido en sitios como camas de bronceado.

A veces este virus se confunde con el herpes o las verrugas, por lo general se presenta con erupciones en la piel que aunque son indoloras, suelen provocar picazón. Generalmente esta infección desaparece por sí sola en un período indefinido de tiempo que puede variar de meses a años.

Si sos una persona sexualmente activa y creés tener alguno de estos problemas o presentás síntomas y cambios en tu organismo, lo más recomendable es que busqués a un médico ginecólogo o a un urólogo para que pueda determinar tu caso, hacer los exámenes necesarios y ponerte en tratamiento con los medicamentos adecuados o, si es necesario, referirte a un infectólogo. Cualquier ETS debe tratarse de manera inmediata y con responsabilidad, esto implica que debés informar a tu pareja para que tome sus precauciones y se realice exámenes que descarten que también haya sido contagiada.

 

Fuentes: Dra. Renate Hernández, Ginecóloga y Obstetra, renatehm@yahoo.com, teléfono 5515 3510; Ronaldo Retana, Msc. Ginecología y Obstetricia, ronyretana@emedic.gt.com; Estadísticas del VIH, Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social, teléfono 2444-7474 consultas@mspas.gob.gt, Departamento de Epidemiología, Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social, teléfono, 2445-4040. “Esto debes saber de la vacuna del Virus del Papiloma Humano” , revista Amiga online, www.revistaamiga.com.

Erick Martinez

Soy amante de los videojuegos y la tecnología. Diseñador y Dj por 10 años hasta que descubrí el mundo de la fotografía. Una Nikon es la óptica que me permite transmitir mi visión del mundo.