paca

Convertite en un comprador experto en pacas con estos 8 pasos

Las pacas son una especie de paraíso para todas las personas que queremos encontrar cosas “buenas, bonitas y baratas”. El rollo es que a veces son tan grandes y diversas que se puede caer fácilmente en enloquecer y comprar cosas inservibles o peor aún, en desesperarse y perder tesoros. Por eso, acá te contamos cuál es la mejor forma de comprar como tod@ un máster:

1. “El domingo se abre paca” y el mejor horario para visitarlas es en cuanto abren

Primero porque generalmente nadie las visita a esas horas y segundo, porque obviamente vas a tener más chance de encontrar algo que te guste, antes que alguien más arrase con la tienda.

2. Tené paciencia

La ropa mal colgada o revuelta y los percheros socados son inevitables en las pacas, pero si tenés presente que te podés encontrar puras joyas, sabrás que vale la pena. Lo mejor es que veás pieza por pieza, pero si sos medio desesperad@, andate directo al tipo de ropa que buscás, como chumpas o vestidos, y mirá solo esa sección.

3. Abrí tu mente

Sí, puede que te topés cosas “demasiado noventeras”, “muy llamativas”, “pasadas de moda”, etcétera, pero arriesgate. A veces, una buena combinación y mucha actitud pueden hacer que un suéter o pantalón de abuelit@ se vea cool y hasta caquero. Además, si lo sacás de una paca es muy poco probable que te vayás a topar con alguien que use uno igual.

4. ¿Ya escogiste algo? Ahora echale un vistazo a su estado

Por mucho que te emocionés al encontrar algo que realmente te guste y que además está muchísimo más barato de lo que te costaría en una tienda convencional -creeme, conozco el sentimiento- es importante que evalués si vale la pena comprarlo. ¿De qué te va a servir ahorrarte 50 pesos, por ejemplo, si vas a poder usar lo que te comprés apenas un par de veces antes que se “desintegre”? Cosas como el estado de la tela y la calidad de las costuras son importantes.

5. Hay algunas cosas que podés dejar pasar

Por ejemplo, si le falta un botón y considerás que podés cambiárselos sin problema o si el zipper está malo, pero es una ganga, ¡compralo! Los botones, zippers, ruedos o un pequeño ajuste te costarán mucho menos que el dinero que te ahorrarás al comprar ropa de segunda mano.

6. Probátelo

Las pacas no ofrecen la opción de devoluciones así que lo mejor es que te probés todo lo que vayás a comprar. Además, por mucho que te guste algo, puede que al final no te quede tan bien como esperabas y para qué desperdiciar tu dinero.

7. Mirá las ofertas

Hay veces que en las tiendas de ropa de segunda mano tienen un perchero especial de descuentos, etiquetas de ofertas o promociones. Si ya estás allí, ¿por qué no pasar a ver si encontrás algo bueno?

8. No te limités a la sección de ropa

La mayoría de tiendas de este tipo también tiene un área de accesorios en los que podés encontrar cinchos, bolsas, lentes oscuros, juguetes y hasta películas y discos que en un lugar “vintage” te saldrían re-caras.

Si seguís estos ocho pasos podemos apostar a que renovarás tu clóset con bastante frecuencia y sin necesidad de tronarte tu sueldo.

Ahora solo es cuestión de que “afilés” tu ojo para encontrar una cerca de tu casa o en tus rutas cotidianas ya que prácticamente en casi cada barrio de la Ciudad hay una paca. Sin embargo, El Centro Histórico, El Guarda y el Mercado San Martín en la zona 6 son reconocidos porque están repletos de buenas opciones.

Astrid Morales

Soy una veinteañera que edita textos durante el día y busca historias invisibles por la noche. Amante del cine independiente, los vinilos, la fotografía. Me gustaría vivir en un mundo que se vea como una película de Wes Anderson y suene a Kraftwerk.