craig-lewis-viajando-por-el-mundo

Un viajero nos revela sus tácticas para conocer el mundo sin gastar una fortuna

Hace algunos meses conocí a Craig Lewis en un festival de publicidad. Su taller titulado Year On me pareció sumamente interesante porque trataba sobre cómo viajar por el mundo sin gastar millones. Por supuesto esto no quiere decir que no se necesita dinero para hacerlo, se trata de generar recursos y estrategias para seguir andando y de saber cómo ahorrar al máximo en ciudades tan caras como Londres, hasta qué trabajos realizar siendo viajero.

Lewis empieza cada una de sus travesías por la misma motivación que muchos sienten: el entender que no había venido a este mundo a estar inerte, que la vida no siempre se tiene que vivir como la sociedad dice y que no vino a desperdiciar su juventud en pasar la rutina dentro de una oficina.

Comentó que decidió tomar sus ahorros e invertirlos en un boleto aéreo al rededor del mundo. Esa decisión lo ha llevado por destinos que nunca imaginó, a conocer historias fascinantes de distintas culturas y a llegar a un país como el nuestro, lejanos de Australia, su país de origen.  Si querés aplicar algunas prácticas que Craig utiliza, esto es lo que tenés que hacer:

Comprá un boleto aéreo Round The World

Existen alianzas de aerolíneas que ofrecen la opción de comprar un ticket para darle la vuelta al mundo y funciona eligiendo un recorrido por diferentes ciudades en todos los continentes, y regresar al país de origen. Algunas aerolíneas ofrecen la posibilidad de escoger hasta 16 destinos y especificar fechas en cada uno de ellos. El precio del boleto se calcula con base en las millas recorridas y puede variar de entre cuatro a ocho mil dólares o más, dependiendo de los destinos y se puede pagar una parte o la totalidad con millas.

Algunas de las aerolíneas que ofrecen este servicio son:

Star Alliance

Usa un sistema de niveles donde el costo del viaje se determina por millaje y clase de vuelo. Un viaje puede tener hasta 39,000 millas y debe incluir al menos tres escalas de 24 horas o más en un solo lugar.

One World

Tiene opciones tanto para la tarifa basada en la ubicación como para la tarifa basada en el kilometraje. La clase de vuelo también se tiene en cuenta en el costo y un viaje puede incluir un mínimo de tres continentes con 16 segmentos de vuelo o hasta 39,000 millas.

Skyteam

Se basa en el kilometraje y el número de escalas. Un viaje puede tener hasta 38,000 millas e incluir entre 3 y 15 escalas.

Si querés saber más sobre como funciona este sistema te dejo un artículo de Business Insider que te puede ayudar.

Trabajá desde cualquier lugar para generar dinero mientras viajás

Gracias al maravilloso Internet se pueden realizar muchos trabajos de forma remota o también se puede optar por trabajar en los países que se visita.

Aunque toma tiempo para que estas profesiones comiencen a generar dinero, si sos de los tecnológicos te podés tirar incluso a ser youtuber o blogger. Una forma más rápida es diseñar, programar, escribir  o prestar servicios de creación de contenido multimedia. Plataformas como Freelancer, Upwork y Fiverr te pueden ayudar a buscar trabajos relacionados a tus capacidades. 

Por otro lado, podés trabajar cuando llegás a otro país y los oficios que requieren una dificultad menor son las que más rápido conseguís. Estos son los más comunes:

  1. Bartender
  2. Mesero
  3. Traductor
  4. Trabajador en un crucero
  5. Fotógrafo
  6. Músico
  7. Trabajador en un hostal
  8. Ser de las fuerzas de paz

Alojate gratis o con el menor costo posible

Uno de los gastos más grandes en un viaje es la estadía, si te quedás en un hotel tené por seguro que vas a gastar. Podés recurrir a pedir posada con más viajeros, a lo que comúnmente se le conoce como hacer couchsurfing gracias a que el equipo de la página Couchsurfing.com creó una comunidad de gente que comparte un espacio o sillón en su casa y que alguien más pueda dormir sin gastar.

Otra buena opción es buscar hostales que son mucho más baratos que un hotel tradicional. Existen plataformas y apps que te pueden ayudar a encontrar un buen hostal sin que sea caro. Por ejemplo: Hostelworld.com, Booking.com, Hostelbookers, Kayak, entre otros.

Siempre es buena opción rentar un AirBnB porque este sistema está diseñado para que personas de todo el mundo renten un espacio en su casa o apartamento, a un costo muy accesible. Si viajás con más personas, esta es una de las mejores alternativas.

Comprá en supermercados

Todas las ciudades tienen supermercados y son la manera más económica de comer. La mayoría de hostales y casas en Airbnb ofrecen el servicio de usar la cocina y preparando tu propia comida te vas a ahorrar muchos dólares. Si querés probar la gastronomía local, podés ir a lugares no turísticos, donde los platos son más baratos y casi siempre, más ricos.

Hacé voluntariado

La opción de hacer voluntariado es siempre buena idea ya que la institución absorbe tus costos en la mayoría de los casos y te dan comida y un lugar para dormir. Existen plataformas donde podés encontrar opciones para ser voluntario. Entre las más comunes están:

Volunteer Alliance

Woof

HelpX

Sea el método que sea, salí a conocer el mundo que la vida es tan corta como para que nos quedemos sentados viendo Google Maps.

Craig Lewis en Guatemala. Foto por: Erick Chay

Te dejamos una TED Talk que te amplía la información

Erick Chay

Detesto cuando llega a este punto: el decir quién soy. Nunca sé cómo resolverlo de forma práctica y cuando lo logro, me arrepiento rápido.