4CA

3 directores que se han convertido en íconos del cine de terror

Miedo, horror, naturaleza maligna, sonidos espectrales y elementos sobrenaturales desconocidos e inexplicables son algunas de las sensaciones y recursos que los directores utilizan para captar la atención de los espectadores.

Este género ha evolucionado a través de los años y en este largo caminar han surgido piezas cinematográficas que han marcado a generaciones como The Shining (El ResplandoR) 1980, Drácula, de Bram Stoker, (1992) o alguna más reciente como The Grudge (la Maldición) 2004.

Pero tampoco es un secreto que muchos directores han vuelto trillado el cine de terror, cayendo en improvisaciones y situaciones predecibles que lejos de mantenernos pegados a la pantalla, nos aburren y decepcionan.

En cambio, hay otros que con un guion creativo y un buen equipo de producción logran hacer que saltés de tu asiento o pasés varias noches sin poder dormir por las pesadillas.

Hoy, he seleccionado a tres de los directores más icónicos de este género. ¿Qué los hace tan especiales? Seguí leyendo.

1. Hasan Karacadağ

Este director, productor y guionista turco es considerado el príncipe del Scare-Jump, que es una técnica utilizada constantemente en las películas de terror y que tiene como objetivo asustar a la audiencia al sorprenderlos con un cambio abrupto en la imagen o el evento; por lo general con un sonido fuerte y aterrador. Normalmente, sus filmes incluyen sonidos estruendosos y trucos de cámara impredecibles.


La mitología turca, el gore y lo sobrenatural se mezclan en todas sus producciones, que nada tienen que ver con el típico cine de terror comercial.

Lo interesante de Hasan es que nos ofrece escenas de terror, una detrás de otra, prácticamente sin un desarrollo conciso de los acontecimientos. Él ha conseguido crear una atmósfera de terror, misterio y suspenso sin igual.
Sus producciones más emblemáticas son: Hummadruz, Dabbe, Dabbe 2, Dabbe: Bir Cin Vakasi, Dabbe 5: Zehr-i Cin, Dabbe 6, Semum y Magi. ¡No te las perdás!

Y aunque todas crean una atmósfera de terror impactante, te recomiendo la Saga Dabbe, por sus increíbles efectos, música y escenografía que revolucionan el cine de horror.

2. James Wan

Actualmente es un reconocido escritor, productor, director y editor de origen malayo. Su primer trabajo dentro de la producción cinematográfica fue en la cinta Stygian, que co-dirigió junto a Shannon Young, la cual fue ganadora del premio al Mejor Film de Guerrilla en el Festival de cine Under de Melbourne, en el 2000.

Actualmente sus producciones son bastante conocidas, ya que han tenido mucho éxito en la pantalla grande, llegando a casi todos los países del mundo.

Uno de sus hits fue crear la saga Saw, de la que se desprendieron “Saw II”, “Saw III”, “Saw IV”, “Saw V”, “Saw VI” y “Saw VII 3D”. Todas explotan el gore, el suspenso, la ansiedad y la adrenalina en el público.

A raíz de esto vinieron otras grandes producciones como el thriller Insidious (La noche del demonio) de la cual podremos disfrutar la cuarta entrega en enero de 2018.

The Conjuring, Annabelle, Demoniac, Lights Out y The Nun son algunos de los otros proyectos en los cuales Wan buscó crear momentos extraños, horrorosos y espeluznantes que un estudio no puede conseguir sin una adecuada dirección.

Wan consiguió ser aclamado gracias a la cinta Annabelle, la cual te recomiendo si sos amante del verdadero horror, pues es una de las pocas cintas en la que el Diablo en persona aparece en varias escenas, poniendo a prueba tus creencias religiosas.

3. George Romero

Este director nació en Nueva York y comenzó su carrera cinematográfica rodando cortos de terror hasta lanzarse finalmente con su largometraje debut, La Noche De Los Muertes Vivientes (1968). Lo excepcional de esta producción es que con ella se escucharía por primera vez el término zombie.

Romero fue también el creador del thriller paranoico The Crazies (1973) y La Estación De La Bruja (1973), un drama psicológico capaz de helarte la sangre.

Después del éxito de Los muertos vivientes, Romero filmó la película Zombi (1978), en donde retomó el género que le dio la fama. Aquí pudo explotar los efectos especiales de tumbas y sangre que caracterizan sus personajes que parecen salidos de una horrible pesadilla.

Su tercer filme de zombies vendría más tarde, en 1985, y lo tituló El Día De Los Muertos. En esta ocasión no alcanzó la fama que lo caracterizó en su debut, pero esto no fue motivo para que nos presentara otro tipo de horror con la película Atracción Diabólica (1988), a la que le seguiría, Los Ojos Del Diablo (1990), basado en relatos del famoso escritor Edgar Allan Poe.

Romero no quiso descansar y volvió a la carga con su más grande creación: los zombies. Lo hizo con la película La Tierra De Los Muertos Vivientes (2005), la cuarta entrega de su famosa obsesión por estos seres.

Lastimosamente George Romero murió en Canadá el 16 de julio de este año, a la edad de 77 años, después de padecer un cáncer de pulmón. Dejó un legado inigualable al cine de terror y esperemos que algún día reencarne en uno de los personajes a los que dedicó toda su vida.

Si querés pasar un par de noches sin dormir, te recomiendo La noche de los muertos vivientes, un clásico que te dejará helado.

¿Qué otros directores crees que te ponen los pelos de punta?

Gerber Consuegra

Mi inspiración proviene de escuchar DnB a todo volumen. Además, me gusta contar historias increíbles pero ciertas. ¿Cuál es la más insólita? Leeme para averiguarlo.

Notas más vistas del autor