DESTACADA

Dónde comprar los mejores libros usados en Guatemala

Hace algunos años adopté el hábito de comprar libros de segunda mano y en poco tiempo detecté que en ciertos lugares se encuentran libros muy buenos y con precios accesibles.

Sinceramente, muchas veces he comprado ejemplares por pura intuición, pero para mi sorpresa, algunos terminaron siendo unas verdaderas joyas.

De hecho, hay una carga histórica implícita en estos libros usados. Tienen un olor peculiar y a veces hay dedicatorias escritas en las primeras páginas. Por lo general se encuentran en buen estado y solo es cuestión de dedicarse a buscar y tener paciencia para encontrar algo acorde a nuestros gustos.

Por ejemplo, si visitas La Antigua Guatemala, sobre la calle de El Arco, existe un mercado de artesanías que en el fondo tiene una biblioteca. Ahí podés ir y leer en una sala que se encuentra entre las estanterías o bien comprar algunos de los ejemplares que allí se exhiben.

Durante mi búsqueda para sugerir algunos lugares ubicados en la Ciudad, descubrí la Asociación de Libreros de Guatemala (ASLIGUA). Ellos, en conjunto con la Municipalidad, son quienes organizan las ferias de libros que se asientan en el Parque Central y en donde participan muchas de estas librerías.

Además, encontré la librería “Ciencia y Cultura”, ubicada en la 10a Avenida 15-17, zona 1. Este es un espacio de mucha tradición en el que encontrás textos muy clásicos. Atienden de lunes a viernes de 9AM a 6PM y podés comunicarte con ellos al 2230-1505. Si vas en carro, te recomendamos el parqueo que está justo enfrente del local, que cobra Q12 la hora.

También está la librería “Ixmucané”, que está en la 2a Avenida 7-33, zona 1. La característica principal de este lugar es que tiene mucho movimiento y podés realizar pedidos de textos. Acá tendrás que caminar un poco más, ya que el parqueo está sobre la segunda avenida frente a “La Casa del Niño” y también cobran Q.12 la hora. Echate una vuelta o comunicate con ellos al 2220-7798. Están abiertos de lunes a viernes de 8AM a 6PM y el sábado de 8AM a 12PM.

Otra de las librerías históricas para adquirir cualquier libro es “El Búho”. Este local guarda muchos textos antiguos y primeras ediciones que no vas a encontrar en otros espacios. Aquí el flujo de entrada de nuevos textos es muy constante y si no tienen el ejemplar que buscás, te ofrecen la posibilidad de hacer un pedido especial. Está ubicada en la esquina de la 9a Calle y 10a Avenida zona 1 y además, podés encontrar revistas, historietas, vinilos y cámaras antiguas en venta. El horario de atención es de lunes a viernes de 10AM a 2PM y de 4PM a 8PM; y los sábados de 10:30AM a 2PM y de 4PM a 8PM. Comunicate con ellos al 2232-9841 o visitá su sitio web. Podés dejar tu carro en el parqueo “Danubio”, siempre sobre la 9a Calle entre 9a y 10a Avenida, con un costo de Q12 la hora.

Aunque probablemente en las ferias del libro del Parque Central es donde he encontrado los mejores ejemplares de mi pequeña biblioteca, en un puesto me topé con “El Cine”, de Antonio Santillana, un libro que narra la historia de la cinematografía a nivel técnico y fílmico. Está lleno de ilustraciones y me costó Q60. Un año antes, en el mismo sitio, encontré “Imágenes del Hombre en el Cine Moderno”, de Donald J. Drew, un texto que analiza las posiciones morales y filosóficas de la figura del ser humano dentro del cine.

Sin embargo, existen algunos otros espacios, como Pasaje Tatuana, que periódicamente hacen ventas de libros y que anuncian a través de su página de Facebook.
Asimismo, en uno de esos mercaditos de la zona 1, encontré una selección de poemas del autor norteamericano James Dickey, en su idioma original. También compré un texto titulado “Linguistics”, que contiene una serie de ensayos sobre análisis del lenguaje y diversos fenómenos semánticos.  Además, noté que en la selección había varios textos de diseño y fotografía.

Solamente en la zona 1 hay de 25 a 30 librerías que se dedicadan al intercambio y compra/venta de libros, revistas científicas o de cultura popular. Si tenés algunos ejemplares de gran trascendencia cultural o famosos dentro de las personas, podés visitar estos lugares y ayudar a muchas personas que desean saciar su sed de lectura.

Christopher Torres

Soy estudiante de arte y trabajo en el acto absurdo de circo “Freskolongo”. Experimento con varias artes visuales desde hace poco más de un año. Me gusta la música, el cine y la moda como discurso visual de identidad individual.

Notas más vistas del autor